Entrevistas No a su Imagen 06

La herejía

26 de abril de 2007

En Future Primitive

Johanna: Hola de nuevo a todos. Aquí estoy, Johanna Harcourt-Smith con John Lash. Hoy vamos a hablar de la herejía, un tema candente. Según la forma en que la historia nos lo cuenta, el Cristianismo surgió mediante la supresión y exclusión de muchos cultos paganos, incluidos los gnósticos, pero tú John dices que ellos no explican las razones por las que el Gnosticismo tuvo que ser eliminado en aquel momento y escenario. ¿Nos puedes hablar de esto?

John: Me gustaría aclarar ese punto, por qué el Gnosticismo era tan peligroso. Cualquiera que ha leído mi libro creo que se hará una idea de la razón, aún así es un tema bastante difícil de tratar. He intentado hacer lo posible, y seguiré intentando hacer que el tema sea accesible porque creo que si podemos entender el peligro real planteado por el Gnosticismo al Cristianismo, entonces podremos entender por qué el Cristianismo es un problema en el mundo actual.

Habiendo dicho esto, quiero aclarar mi afirmación. No condeno a los cristianos como personas, como seres humanos, hay cristianos en mi vida y yo crecí como cristiano y no tengo nada contra ellos en absoluto. Lo que ha sido mi foco de interés a través del estudio del Gnosticismo es la ideología de la religión cristiana y esto es también a lo que se opusieron los gnósticos.

Así que una de las primeras cosas que hay que entender sobre la herejía gnóstica es que estos herejes paganos no eran un tipo de monstruos que se opusieron al mensaje de amor y altruismo que representa el Cristianismo, en absoluto. De hecho, en muchos sentidos, los maestros paganos de los Misterios fueron modelos de compasión, amabilidad y entrega. Fueron herejes en el sentido de que adoptaron una visión diferente sobre la ideología de la salvación y los principios básicos del Cristianismo y también del Judaísmo, con relación al mesías, el castigo del dios padre, los cuatro elementos de lo que yo denomino el complejo del redentor palestino, que explico con detalles en mi libro.

La herejía, para entrar en el tema, y creo que es un tema muy importante en nuestra época por el problema global que estamos teniendo debido al conflicto entre las religiones, la herejía puede ser definida de dos formas. En un sentido más simple significa elegir tener una opinión distinta. La palabra herejía viene del verbo griego que significa “elegir”, así que un hereje es simplemente alguien que elige discrepar de un dogma o una doctrina prescrita. Luego, en un sentido más específico, la herejía del Gnosticismo contiene ciertos elementos que fueron críticas a la ideología cristiana del redentor, del castigo del dios padre o incluso de la creación del mundo por una deidad masculina. Esa visión fue criticada y atacada por los gnósticos. Así que fueron herejes en el sentido de que se opusieron a las creencias fundamentales del Judeocristianismo.

Johanna: Vayamos al grano. ¿Cuáles son los elementos de las enseñanzas gnósticas que fueron más amenazantes y que supongo que lo siguen siendo hoy. Me refiero a amenazantes para lo que tú llamas las religiones abrahámicas.

John: Usé el término “religiones abrahámicas” en metahistory.org y en mi libro, y creo que el término es obvio, pero lo definiré de todas formas. Las religiones abrahámicas son el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam y las llamo abrahámicas porque derivan del mismo patriarca bíblico, Abraham, que probablemente fue una persona histórica real que vivió alrededor del 1850 a. C. Por supuesto Abraham fue considerado el fundador de esas tres religiones y, aunque difieren en varios aspectos en sus artículos de fe, la ideología nuclear de las religiones abrahámicas es la misma.

Uno de los elementos de esta ideología nuclear es el Génesis de la Biblia, que es un documento judío y cristiano, y en algunos aspectos también es aceptado por el Islam como precursor del mensaje de Mahoma. Y el Génesis dice que el mundo fue creado por este ser supremo, que es un creador paternal o dios padre, un ser masculino y éste es el punto central al que la herejía gnóstica se opuso. En primer lugar, como he explicado en las charlas anteriores, la divinidad suprema en los Misterios paganos no era un creador paternal sino la Divina Sophia, una divinidad femenina. Así que la noción de que la Tierra y el mundo donde vivimos o incluso el cosmos entero fue creado por una deidad masculina en solitario fue rechazada frontalmente por los gnósticos. Así que, en ese sentido, fueron herejes porque eligieron adoptar una visión diferente.

¿Por qué la visión de los gnósticos era tan amenazante? ¿Por qué los primeros cristianos y la gente de la tradición judía que vivían en Palestina, el Levante y el Próximo Oriente en los primeros siglos de nuestra era, por qué no podían dejar a los gnósticos que vivieran con ellos? ¿Por qué era tan amenazante que los gnósticos tuvieran una divinidad femenina como centro de su devoción? Bien, las enseñanzas gnósticas que encontramos en los fragmentos de los escritos Nag Hammadi y en otra literatura dejan muy claro que los gnósticos tenían ciertas cosas muy intolerables que decir de este dios padre de la Biblia. Ellos no solo lo rechazaron diciendo que él no era el dios que había creado nuestro mundo, no es la fuente de nuestro orden moral o de nuestro universo físico, también tenían comentarios sobre el origen y la naturaleza de esa entidad llamada Jehová a quien ellos llamaban el Demiurgo, Saklas (ciego) y Yaldabaoth. Esta entidad, que llamamos el Demiurgo, era considerada por los gnósticos como un dios impostor y, como los oyentes ya sabrán de las entrevistas anteriores donde parafraseo parte de la mitología gnóstica, en el mito de creación gnóstico, por así decirlo, están estas entidades extrañas llamadas los Arcontes que juegan un papel en la cosmología de la Tierra, y que surgieron como resultado de la caída de Sophia del Pléroma. Y el jefe de los Arcontes es esta deidad llamada Jehová o el Demiurgo, a quien se describe con detalle en las enseñanzas gnósticas. Así que los gnósticos no solo rechazaron ese dios padre creador sino que lo señalaron con términos muy fuertes, dijeron que era un impostor, un tipo de entidad psicótica, demente y violenta que iba contra la humanidad.

Creo que si captáis la esencia de ese mensaje podéis entender que el mensaje de los gnósticos, la advertencia gnóstica, no podía coexistir con la religión judeocristiana, no podía coexistir con esas dos fes según las personas pertenecientes a esas fes, pero según los gnósticos sí que podían coexistir porque un gnóstico era un maestro que podía expresar sus opiniones sobre las ideas religiosas de los judíos y los cristianos y pensaban que los demás podían aceptarlo o no, pero los gnósticos no dijeron que iban a salir a matar a todos los cristianos porque creían en una pseudo-deidad demente. Ellos simplemente dijeron “ésta es la verdad como la entendemos” y dejaron que los individuos actuaran según esa verdad, según su propia conciencia. Pero la gente cuya fe religiosa estaba siendo atacada por los gnósticos (que eran teólogos brillantes como Hypatia) no pudo tolerar la coexistencia de su mensaje junto con su fe, así que con el ascenso del Cristianismo comenzó una brutal campaña, que duraría siglos, para eliminar todos los escritos gnósticos y los quemaron, los destruyeron, tomaron los centros del Misterio y básicamente intentaron eliminar incluso las evidencias de que alguna vez los gnósticos habían existido.

Solo quiero señalar que cualquiera, que investigue este tema del Gnosticismo y lo analice desde el ángulo histórico y lo considere de una manera realmente honesta y objetiva, debe admitir que la campaña de supresión fue absolutamente excepcional en la historia humana y fue enorme. Y la grandeza del esfuerzo para destruir a los gnósticos es un reflejo del poder de sus enseñanzas, en mi opinión.

Johanna: He estado sonriendo todo el tiempo mientras hablabas. Me acuerdo de una conferencia que diste en el Marion Institute y alguien preguntó: “¿No podemos mantener al dios padre?” Y tú dijiste: “En realidad no hasta el punto de que es como un armadillo en un gran piano”. ¿Qué dirías que es central en los Misterios que continúa hasta hoy?

John: Lo que es central en los Misterios y continúa hasta hoy, aunque continúa siendo reprimido, es la advertencia gnóstica del potencial del dios padre combinada con la visión gnóstica de la Divina Sophia, que es la verdadera divinidad vinculada a la humanidad y que representa a la inteligencia orgánica y viva de la Tierra, o lo que hoy llamamos Gaia. ¿Por qué digo que la represión de las enseñanzas gnósticas continúa hoy? Por el enorme cuerpo de conocimiento, escritura, comentarios y literatura que los eruditos han producido desde que los textos Nag Hammadi fueron descubiertos en 1945. Todos los libros de Elaine Pagels -creo que son 10 ó 12-, y otros eruditos como Karen King, han escrito sobre el Gnosticismo sin sacar los puntos que acabo de elucidar.

Johanna: Me gustaría que fuéramos más precisos aquí puesto que hablas de Elaine Pagels y Karen King. ¿Podrías hablar de las principales diferencias entre tu obra y la de ellas?

John: Creo que una manera de responder a esa pregunta, Johanna, sería en primer lugar explicar mi método. He usado en metahistory.org el término -y creo que también lo menciono en mi libro, no estoy seguro- “el método lego de erudición”, y creo que ésta es una manera de ilustrar el problema que, como erudito, tengo que afrontar, y también Pagels y todo el mundo. Cuando manejamos los materiales sobre el Gnosticismo, todo el mundo sabe que el lego son estas piezas que usas para construir todo tipo de cosas, animales, aviones, puentes, torres, … Suponed que sois cinco personas sentados en un círculo y en medio del círculo hay una enorme pila de piezas de lego. Cada una de estas cinco personas podría construir cinco objetos completamente diferentes eligiendo las piezas de la pila. Uno podría construir un avión o una figura mitológica, otro una torre, otro un robot. Cuando han finalizado, estas cinco personas podrían colocar los objetos delante de ellos y, mirando al resto, dirían: “He construido un robot, así que el significado principal de estas piezas está representado en mi robot”. Pero la siguiente persona diría: “Pero yo he construido un pájaro mágico, así que el significado principal de estas piezas es que tratan de los pájaros mágicos”, y demás.

Podemos ver el dilema que hay aquí. Creo que es una buena analogía. Como alguien que ha batallado durante muchos años y recientemente en los últimos diez años he batallado con los materiales coptos y griegos, os puedo decir directamente que los escritos que se conservan sobre el Gnosticismo solo son una enorme pila de piezas de lego, es extremadamente contradictorio, un mismo texto tendrá elementos cristianos y no cristianos. Todos los eruditos que se ocupan del material gnóstico, incluyendo a Pagels y Karen King, usan el método lego que yo uso, están obligados a usarlo. La diferencia quizás esté en que ellos no admiten que están usando este método y yo sí. Por cierto, tuve una entrevista en los EE.UU. el pasado octubre y cuando admití esto en el programa de radio, que de manera selectiva elegí aquellos elementos del material gnóstico que apoyaban la visión del mundo pagana de los gnósticos, creí que el entrevistador iba a tener un ataque al corazón y dijo que aquello era lo más honesto que nadie había dicho en su programa de radio.

Solo es un tema de método, es la forma de hacerlo, es la manera con la que tienes que trabajar con este material porque está tan fragmentado, es tan incoherente, diverso y contradictorio.

Así que, para responder a tu pregunta, Johanna, la principal diferencia entre, por ejemplo, Elaine Pagels y yo, es que Elaine selecciona del montón de piezas de los materiales gnósticos aquellas piezas que son complementarias a su visión tradicional cristiana. Por ejemplo, Elaine Pagels ha dejado muy claro que su texto favorito de Nag Hammadi es el Evangelio de Tomás, y este texto resulta ser un material bastante inocuo, un texto gnóstico que no es muy radical que contiene algunos dichos que podrían ser atribuidos a Jesús si pensarais en Jesús como un tipo de maestro espiritual o un gurú. Y ésta es una manera de construir un material simpatizante con el Cristianismo, y no creo que ella se equivoque al hacer esto en el sentido de que ella selecciona el material que es coherente con la imagen que quiere construir. Lo que me hace diferente es que soy el único erudito, que yo sepa, que extrae los materiales que contienen el mensaje radical pagano, anti-cristiano y anti-judío.

Por ejemplo, hay un documento en la biblioteca Nag Hammadi que se titula El segundo tratado del gran Seth, y si tuvierais que seleccionar entre las piezas del lego, es decir, las frases y párrafos de ese texto, una serie de frases específicas como yo he seleccionado en metahistory.org, descubriríais que este texto contiene una crítica implacable a las creencias judaicas y cristianas. Ridiculiza a Abraham, a los patriarcas bíblicos, la fe en la salvación y la resurrección. Así que tomando esas partes del texto que contienen esas ideas, no creo que yo esté presentando una visión distorsionada del Gnosticismo sino que presento una visión particular que pone el énfasis en los elementos paganos y precristianos. Lo mismo se puede decir del famoso Evangelio de Felipe que contiene un fragmento que describe cómo Jesús besó a María Magdalena en la boca, aunque no dice exactamente en qué lugar de su anatomía la besó, pero el hecho es que si leéis el Evangelio de Felipe, se puede extraer de su lectura una enseñanza gnóstica y tántrica muy radical sobre el sexo sacramental y el uso de la energía sexual para crear inmunidad a la intrusión alienígena, y el énfasis en el placer y el erotismo, que era típico de las enseñanzas gnósticas paganas, está muy claro en este texto, si uno hace esa selección.

Ésa es la diferencia entre la manera que yo trabajo y la manera con la que otros eruditos han manejado este horrible caos de materiales incoherentes.

Johanna: Tengo un buen ejemplo del sistema del lego. Hace seis semanas, le dimos una copia de No a su imagen a un agente literario en Gran Bretaña y al día siguiente me llamó horrorizada, y cito sus palabras exactas: “No puedo leer el libro de John Lash, ¿qué le diría a mis amigos que piensan que soy católica?”.

Continuando con la entrevista, ¿qué le sugerirías a la gente para que fuera más allá de la distorsión de la información con respecto a los escritos gnósticos?

John: Dos cosas. En primer lugar, les sugiero que independientemente de la forma con la que os aproximéis a los escritos gnósticos, que se tenga muy claro que el mensaje pagano gnóstico no es solo parte del Cristianismo temprano, algo que fuera eliminado de la doctrina cristiana, sino que en realidad era algo que iba en contra del Cristianismo. Sugeriría que os aproximarais al material preguntándoos esta pregunta: ¿De qué manera ellos estaban en contra del Cristianismo y por qué fueron considerados tan peligrosos? De esa manera, no caeríais en el error de asumir que los materiales gnósticos simplemente fueron textos que fueron dejados en el taller de edición cuando se hicieron los evangelios cristianos. Una segunda cosa que sugeriría es que leyerais el trabajo que he hecho sobre los gnósticos en metahistory.org porque todo lo que he hecho, incluyendo los comentarios del plan de lectura de la biblioteca Nag Hammadi, ha sido un intento de ir más allá de la distorsión y la desinformación, y leer estos materiales de una manera radicalmente distinta.

Johanna: Para la mayoría de la gente, la herejía ya no está de moda, es un asunto del pasado que tiene que ver con la disputa medieval en torno a las afirmaciones sobre dios. ¿Qué piensas de la herejía y cuál dirías que es el futuro de la herejía?

John: Creo que la herejía tiene un futuro y creo que el futuro ha llegado. Han pasado 60 años desde que los códices Nag Hammadi fueron descubiertos en diciembre de 1945 y creo que ese descubrimiento fue algo excepcional. Sin duda escribí mi libro con la intención de señalar esa excepcionalidad. No a su imagen es el resultado de unas siete versiones, comenzando con una versión de 200 ó 300 páginas, luego una de 970 páginas y luego volví a versiones más cortas. Una de las líneas que vivieron a mi mente de manera muy vívida cuando estaba escribiendo creo que la primera o segunda versión en 1997 fue: “El Cristianismo es un credo adoptado por millones de personas pero en realidad que nadie ha elegido”. Y se podría decir lo mismo del Judaísmo y del Islam. La herejía tiene que ver con el derecho a elegir tus creencias y con el derecho a discrepar de las creencias que te impone la tradición, la familia, la educación, el estado, la cultura, el lenguaje, lo que sea.

Creo que ha llegado el momento de la herejía, el momento para la herejía es ahora y la mayor herejía en el mundo es aceptar que no necesitamos una mediación para estar en contacto con lo divino, que cada ser humano tiene la capacidad de conciencia directa de lo divino y la manera en que eso se realiza es mediante la conexión con Sophia, la inteligencia viva de la Tierra. Así que la mayor herejía que podemos adoptar ahora es nuestra conexión con la Tierra, y considerar esto como sagrado y soberano y nada puede vencerla ni romper ese vínculo.

Hubo un momento en el pasado en Europa -mi libro trata principalmente de la cultura indígena de Europa- en que la espiritualidad pagana de Europa estaba centrada en la Diosa Sophia, la Gran Madre, y se aceptaba de una manera generalizada que teníamos esa conexión. Estoy seguro de que muchos de los que escucháis os dais cuenta de que los pueblos indígenas de todo el mundo confirman la misma conexión. El Gnosticismo es una forma, una forma altamente sofisticada, de una religión chamánica indígena, así que la conexión ha sido afirmada por muchísimas culturas a lo largo de las eras, no solo por el Gnosticismo, aunque en los gnósticos tomó una forma especial. Hoy encontramos que el mundo está amenazado por un conflicto religioso global, una guerra de ideologías entre el Cristianismo y el Islam, y las religiones abrahámicas amenazan la seguridad y la supervivencia de la especie humana en todos los ámbitos. ¿Por qué sucede esto? Un gnóstico os diría: “Os lo dijimos hace 2.000 años, que existe un problema con este sistema de redención extraplanetaria y que si adoptáis ese sistema os desviaréis de vuestra conexión sagrada con la diosa”.

Así que en mi opinión hoy en día no podría haber un mensaje más relevante que el mensaje de la herejía gnóstica y yo amo ese mensaje y lo integro con todo mi corazón como la verdad de la condición humana y espero y deseo que muchas otras personas deseen reconocer esa misma verdad, pero esto es algo a lo que se llega de manera autónoma. La herejía es un sistema voluntario, nadie fuerza a otra persona a ser un hereje. Hay una bella lógica en esto y una bella libertad y la recuperación de la herejía ahora, en nuestra época, podría ser algo bueno para el futuro de la especie, extraño como pueda sonar.

Johanna: Muchas gracias, John Lash. En el lego de mi imaginación, espero oyentes que sepáis que John Lash no existe de verdad, él vive dentro de mi bolsillo y voy a meterlo en mi bolsillo hasta la próxima vez que lo saque. Hasta pronto.

Anuncios