Dignidad herida (continuación)

Capítulo 19: Un mensaje único de amor

El Demiurgo del Antiguo Testamento es un farsante arrogante y demente que afirma que los humanos están “hechos a Su imagen”. Esas cuatro palabras son el lema colectivo del patriarcado. Marcado en el alma humana, “Hecho a Su imagen” significa la esclavitud total de la humanidad a un plan extraterrestre, de fuera del planeta. Si los gnósticos estaban en lo cierto, el ascenso del salvacionismo fue un error sin igual para nuestra especie, no una revelación moral nueva. Nada sirve a los controladores ocultos como mejor tapadera que un mensaje de amor cósmico. Las letras pequeñas del mensaje llevan incorporado un conjunto de imperativos que no son ni sensatos ni practicables: no os resistáis al mal, amad a vuestros enemigos, haced el bien a aquellos que os hacen daño, poned la otra mejilla, aceptad el abuso, perdonad al criminal. Estas proposiciones están incorporadas en el mensaje de amor que las envuelve con una capa azucarada. El mensaje de amor es una estratagema para respaldar y fomentar el vínculo víctima-agresor.

Por mucho que lo intentemos, no podemos obtener un mensaje genuino de amor y bondad del paternalismo divino. La fuente está demasiado corrupta. Ésta es quizás la lección más dura que la historia nos puede enseñar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s