El zodiaco de Dendera

el

Capítulo 10: La Diosa caída

Justo al otro lado del río están las ruinas de un monasterio copto primitivo: Tabennisi. Cuando los códices fueron ocultados en una cueva alrededor del 345 d. C., el fundador del monasterio, el monje cenobítico Pacomio, acababa de morir. Una generación después, el monasterio pasó a ser controlado por Shenoute de Atripe (348-466), la figura principal de la Iglesia coptocristiana y un próximo aliado de Cirilo de Alejandría, el hombre que probablemente orquestara el asesinato de Hypatia. Para su consternación, Shenoute descubrió que un pequeño remanente de los gnósticos perseguidos se habían refugiado en el templo de Hathor. Escribió a Cirilo que los herejes poseían “libros llenos de abominaciones” que sin duda debían ser destruidos. Shenoute conminó a los gnósticos a renunciar a sus pervertidas creencias y aceptar a Cirilo como su maestro espiritual. Al resistirse los herejes, Shenoute les advirtió en términos bastante directos: “Os haré conocer al arzobispo Cirilo o la espada limpiará a la mayoría de vosotros, y además aquellos que quedéis libres iréis al exilio”. Si alguien se pregunta qué ocurrió con los miles de maestros y estudiantes de las Escuelas de Misterios de la antigüedad, aquí está la respuesta en una línea. Cirilo respondió con un claro apoyo al imperativo genocida, dando énfasis a cómo esto demuestra la eficacia de la Única Fe Verdadera:

Muchos de aquellos que practicaban formalmente la magia cogieron sus libros y los quemaron públicamente, y cuando se estimó el valor total vino a ser de 50.000 piezas de plata. De esta forma, la palabra del Señor demostró su poder, extendiéndose cada vez más y de una manera más eficaz (1).

[…]

Los tenaces expertos de los Misterios en Dendera, al otro lado del río, eran ciertamente conscientes de que su sagrado legado de enseñanzas iba a ser aniquilado. A la par, sabrían que perduraría el templo de la estrella, donde opusieron su última resistencia. Permanecería como prueba de su intemporal sabiduría astronómica y de su fe en la transmisión en forma de termas mediante el uso del código cósmico: el zodiaco.


(1) Dan Russell, Shamanism, Patriarchy and the Drug War (Camden, NY: Kalyx.com, 1998), 296.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s